Hatz

Información

Hatz

Recambios para motores de la marca Hatz

Motores Hatz es un fabricante de motores diésel desde 1 hasta 4 cilindros. Motores Hatz desarrolla y fabrica motores diésel desde 1,5 hasta 56 kW.

Estos motores son frecuentes en maquinas como Dumpers Ausa, Compactadoras y rodillos como Wacker, Bomag, Ammann, Dynapac, Rammax, JCB, Hamm, grupos electrógeno...

Recambios para motores de la marca Hatz

Motores Hatz es un fabricante de motores diésel desde 1 hasta 4 cilindros. Motores Hatz desarrolla y fabrica motores diésel desde 1,5 hasta 56 kW.

Estos motores son frecuentes en maquinas como Dumpers Ausa, Compactadoras y rodillos como Wacker, Bomag, Ammann, Dynapac, Rammax, JCB, Hamm, grupos electrógenos, torres de iluminación, plataformas elevadoras marca Haullotte etc…

En Comercial Mendez tenemos un amplio stock de recambios Hatz.

Más

Hatz 

Seleccione una categoría

Subcategorías

  • Serie 1D

    Recambios para motores Hatz Serie 1D

    La serie D está indicada especialmente para tareas exigentes. Se caracteriza sobre todo por el alto rendimiento y por su exclusivo diseño. Así pues, el motor 1D90 con 11,2 kW es el motor diésel monocilíndrico más competitivo del mundo. Un peso de compensación en la gualdera del lado del volante, así como un contrapeso integrado en el volante, proporcionan la particular estabilidad de marcha de la serie D. También hay disponibles ejes de compensación opcionales que giran en sentido opuesto y que hacen posible una compensación de masas de primer orden de hasta el 100%.

  • 2M, 3M, 4M - 2L, 3L, 4L

    Recambios para motores Hatz de las familias L y M

    2L40, 3L40 Y 4L40

    2M40, 3M40 Y 4M40

  • Serie 1B

    Recambios para motores Hatz 1B

    La serie B destaca en aplicaciones móviles y fijas por sus dimensiones de montaje compactas y por un peso reducido para todas las aplicaciones con unas necesidades de potencia hasta 8 kW. También con vistas a la robustez y la durabilidad, esta serie establece los estándares del mercado. Ya sea en plataformas vibratorias o en el inhóspito entorno de la Antártida, la serie B ha sido probada en condiciones adversas en cientos de miles de ocasiones.